Formación REKAPP

tipos de ne

Logra pequeños objetivos y Alcanzarás Grandes Metas

Algunas veces tener grandes expectativas es un hábito que aparentemente puede jugar en nuestra contra.
Es habitual que si no sabemos convertir estas altas expectativas en realidad, podemos llegar a desilusionarnos o incluso a frustrarnos.

Contenido

Quizás te ha ocurrido esto alguna vez, ¿no? ¿Y te gustaría saber cuál es la solución? El secreto es más bien sencillo: ¡Debes comenzar a plantearte objetivos pequeños para alcanzar grandes metas!

Tener expectativas está muy bien, debes ser ambicioso y pensar en grande. Como dice una amiga mía “Crealos lo que creemos”.

Sin embargo, nunca dejes de tener presente que las cosas no se dan por arte de magia.

Para poder subir una gran montaña, debes recorrer el camino por tramos. De la misma manera funciona el alcanzar tus metas personales y profesionales.

Comienza por organizar las etapas que vas a seguir para alcanzar tu meta. Establece objetivos de medio y corto plazo. Estos últimos serán los que realizarás de forma inmediata, es decir, los que estarán en tu día a día.

Hacer listas de tareas a realizar te será de mucha utilidad. Te servirán para estructurar tus ideas y esquematizar las actividades que te planteas. Luego de ir superando cada objetivo, puedes ir tachándolos para apreciar mejor tu avance.

Cuando culmines un objetivo pequeño, recuerda felicitarte por ello.

También te convendrá analizar qué hiciste bien, ver en qué puedes mejorar y el aprendizaje que te dejó la experiencia. Así serás mucho mejor al realizar el siguiente punto del recorrido.

No te satures intentando cumplir demasiadas metas al mismo tiempo. Este es un error muy común: “El Horror Vacui (Horror al vacío)”

Y es que muchas personas intentan aumentar su productividad a base de hacer más y más cosas en cada vez menos tiempo.

El resultado de esta actividad frenética y sin fin suele ser más bien contraproducente.

Y si no, piensa: “la música del hombre orquesta no suena bien”. Tú quédate con un solo instrumento y sácale todo el provecho que puedas.

Cumple pequeños objetivos y acércate a tu gran meta. No existen imposibles para ti, sin importar lo que te plantees, siempre habrá mecanismos para que los alcances.

PORQUE RECUERDA: «Sólo cuando tú Creces, tus Resultados Crecen«

Y es que de nada sirve toda tu formación si no eres capaz de poner en práctica todo lo que eres capaz de hacer. De modo que, saca a relucir tu verdadero valor y ves más allá de la simple formación; alcanza la transformación con el método adecuado.

Es por ello que desde REKAPP estamos firmemente convencidos en que debes trabajar los 3 recursos que te permitirán lograrlo.

¿Quieres conocer …?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *