5 Valiosos Consejos para Mejorar la Reputación de tu Empresa (y tu Marca Personal)

 Tu reputación es tu tarjeta de presentación por excelencia a nivel empresarial, pero sobre todo a nivel profesional

Todos conocemos la importancia tener una buena reputación corporativa y lo que ello puede proyectar sobre nuestra reputación personal. También sabemos lo difícil que es proyectar una imagen inmaculada que nos allane el camino. Por ello, se nos ha ocurrido resumir en estos cinco sencillos consejos aquellos aspectos sobre los que recomendamos trabajar día a día para mejorar la imagen de tu empresa (y de paso la tuya propia).

Son 5 consejos que no por sencillos son menos valiosos (ni menos valorados por nuestros clientes), porque en nuestro día a día mi experiencia me indica que son escasos y en general resaltan cuando los encentras en un entorno laboral y profesional donde no parece que abunden.

La transparencia con los clientes, la honestidad, el cumplir las promesas, la ética y el compromiso social / medioambiental de la empresa, o la opinión que salga de sus trabajadores son algunos de los muchísimos factores que podríamos decir que conforman la reputación corporativa, es decir, la imagen que la empresa proyecta y que por lo tanto, es la que percibe el público en general.

Todos sabemos lo difícil que resulta desarrollar una relación y hacerse con una clientela. Sabemos que el crear una buena reputación no es si no más que el fruto del trabajo y la acumulación de buenas acciones a lo largo del tiempo. Se trata de una “laaaaarga· carrera de fondo cuya meta te lleva a lograr crearte una buena reputación.

También somos conscientes aquello de que “haz mil y no hagas una… (y como si no hubieras hecho ninguna)” puede dar la vuelta a la situación en cuestión de segundos. Por lo que si bien cuesta muchísimo, si no llevamos cuidado, en un descuido es muy fácil echar a perder la reputación por cualquier acción mal gestionada.

¿Fácil? ¿Difícil? El caso es que puede lograrse y por ello, te proponemos estos cinco consejos para mejorar casi sin darte cuenta la reputación de tu empresa (y como consecuencia y a la vez; la tuya propia):

CONSEJO#1: DA UNA RESPUESTA RÁPIDA A TUS CLIENTES

Me decía un consultor que “En un mundo y un comercio que se rige en su mayor parte de manera online, los clientes buscan la inmediatez de respuesta propia de la web”. Por ello, Santiago, si quieres que tus clientes tengan una buena imagen de ti deberás trabajar en la inmediatez y la rapidez con el fin de que el cliente no se vea obligado a esperar un largo periodo de tiempo para encontrar respuesta a sus preguntas, dudas o quejas.

Totalmente de acuerdo, diría incluso más: Yo personalmente aprecio cada vez más a aquellos profesionales a los que les comento mi situación, mi caso o mi necesidad y no sólo no olvidan lo que les planteé sino que periódicamente me van informando de los avances, dudas, alternativas y dificultades que surgen a lo largo del proceso. Un valor en alza que cada vez cuesta más de encontrar. En general encuentro bastantes (malos) profesionales que cuando la situación se complica tienden a “escurrir el bulto” y a esperar “a ver si pasa”. Lamentable esta actitud.

CONSEJO#2: CUIDA LAS RELACIONES PÚBLICAS

La mejor improvisación es la que se planifica y ensaya. Cuanto menos recurras a la improvisación, mejor.

Si lanzas tus emails sin reflexionar, o lanzas los mensajes de tu web o tus redes a última deprisa y corriendo, corres el peligro de que sea una chapuza, y además de que se note. Por ello, para tener una buena reputación es importante que proyectes una imagen de seriedad y profesionalidad, por lo que deberías invertir en relaciones públicas y social media. Son tus escaparates más claros, tanto tuyos como de la empresa a la que representas.

CONSEJO#3: NO ESCURRAS EL BULTO Y ASUME RESPONSABILIDADES

Cuando las cosas van bien, siempre resulta fácil y cómodo. La reputación de una empresa y de un buen profesional no sólo se forja en los buenos momentos, sino especialmente también en los momentos difíciles. Por ello, si tu empresa (por la razón que sea) está sufriendo críticas o está pasando momentos difíciles, es fundamental que no hagas como si no pasase nada: “No escurras el bulto”.

Lo mejor en estos casos es que afrontes la realidad y las críticas de la mejor manera posible y aquí es donde se ve realmente la pasta de la que estamos hechas las personas: En cómo lo afrontas, cómo te ofreces y sobre todo qué alternativas y soluciones planteas ante esta situación no deseada.

Sinceramente: Son esas ocasiones en las que se forjan “héroes” y relaciones duraderas basadas en experiencias que no todo el mundo sabe ni afrontar, ni solventar ni mucho menos aguantar con el talante adecuado.

CONSEJO#4: ESTABLECETE OBJETIVOS

Como en una empresa. Igual que preparamos un plan de negocios en el que establecemos unos objetivos, en cuanto al nivel de reputación que queremos alcanzar debemos actuar igual. Es decir, debemos reflexionar y decidir qué imagen queremos que el público perciba de nuestra marca y de los valores que transmite y buscar la manera de proyectar esa imagen con nuestra actividad profesional. Quizás el primer punto de arranque ses el de evaluar cómo nos perciben. Sencillas preguntas intercaladas en nuestras conversaciones y visitas nos pueden dar las líneas maestras de dónde estamos y de lo que el cliente valora y valoraría aún más de nuestra empresa. Y ¿por qué no?,  ¿por qué no le formulo las mismas preguntas sobre mi y sobre lo que espera de mi actividad o servicio?

A partir de ahí, de pende de nosotros a dónde nos dirigimos y en lo que nos podremos hacer fuertes y diferenciarnos de los demás.

CONSEJO#5: HAS DE TENER UN PLAN DE CRISIS

Nunca resaltaremos suficientemente la importancia de dar la cara ante una situación crítica, pero si además tenemos un plan de actuación en momentos de crisis y una previsión de los daños que puede tener en la empresa para saber cómo actuar de manera inmediata, entonces estamos muy pero que muy por encima del resto.

Saber gestionar una crisis transmitiendo seguridad, confianza y manejando la situación crítica con soltura no es sólo un factor importante en la construcción de la reputación sino que genera una confianza y un crédito invaluable para otras situaciones futuras en las que necesitas de un cierto margen de maniobra. Margen que te habrás ganado en el pasado solucionando situaciones que requirieron de lo mejor de ti.

 

Y recuerda, si “Roma no se hizo en un día“; tu Red de Contactos con Confianza tampoco. Es el resultado de alinear todos los esfuerzos en pos de los Objetivos que te hayas marcado. ¿Realmente los tienes?. Haz click aquí si deseas conocer más

 

En nuestro Post con Píldoras REKAPP del próximo miércoles trataremos sobre Productividad y nos adentraremos en unos sencillos consejos para comenzar a Meditar y mejorar muy significativamente tu Productividad Personal y Profesional…

 No te lo pierdas

 

 


Si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter Semanal – Pídoras para tu Mejora Personal y Profesional según el Método MTR

Recibirás todos los Miércoles a las 20:00 h CET un email con nuestras exclusivas Píldoras REKAPP


Y si deseas vivir la experiencia en directo:

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leido y acepto las condiciones de uso