Formación REKAPP

tipos de ne

Cómo Sobrevivir a un Mal Jefe y mejorar tu Relación con él

Mantener un trabajo es una tarea exigente. Pero puede tornarse aún más compleja si tenemos un jefe con el que simplemente no tenemos una buena relación.
¿Te pasa algo como esto? ¿Las cosas con tu jefe no marchan del todo bien?

Te sorprenderá saber que esto es algo muy común para muchas personas.

Existen Estudios que han demostrado que la mayoría de los empleados opina que tienen o han tenido un mal jefe en algún momento durante sus carreras profesionales. Yo los he tenido y probablemente tú también.

Pero no desesperes: existen soluciones para mejorar esta situación y mejorar el ambiente y conseguir al menos “algo más de tranquilidad”.

En primer lugar, conoce a tu jefe e identifica qué es exactamente lo que piensas que está haciendo mal. Puede que esté siendo abusivo con un trato irrespetuoso o que te desmerezca; quizás tenga problemas con su liderazgo, afectando a los miembros del equipo; o tal vez su problema sea una mala comunicación; entre otros factores. Piensa y no te dejes llevar por el pesimismo: focaliza e identifica lo que no te gusta.

Una vez tenemos localizado lo que no te gusta de tu jefe, analiza cómo puedes mejorar esta situación. Para esto debes tener en cuenta tu propio desempeño, reconoce en qué medida está haciendo las cosas bien o mal y piensa si hubiera alguna cosa que tú podrías hacer para mejorar la relación. Si esto te cuesta un poco (y seguramente te costará cuando estés “caliente”, puedes pedir una visión externa y más “fría” a tus compañeros de trabajo.

Es importante que no te tomes como algo personal que tu relación con tu jefe no sea perfecta. Si bien esto es algo que solemos pensar, la realidad es que por lo general los jefes solo intentan cumplir con su trabajo. La cuestión es que muchas veces ellos también están aprendiendo cómo dirigir equipos o creen que están haciendo las cosas bien cuando no es así.

Para evitar posibles problemas, procura realizar tus tareas y actividades con sumo cuidado. Deberás ir un paso por delante de tu jefe y así anticipar posibles conflictos. De igual manera, defiende asertivamente tu trabajo si sabes que este está bien hecho y sé capaz también de reconocer que has cometido errores cuando sea el caso.

Tener un mal jefe es algo común, pero estos pueden aparecer en cualquier escenario laboral.

En vez de luchar en su contra, procura ganarles en el terreno profesional demostrando que eres competente y además sabes cómo encauzar las relaciones con otras personas.

Esto último, a veces pesa incluso más que la capacidad técnica para desarrollar tu trabajo.

PORQUE RECUERDA: “Sólo cuando tú Creces, tus Resultados Crecen

Y es que de nada sirve toda tu formación si no eres capaz de poner en práctica todo lo que eres capaz de hacer. De modo que, saca a relucir tu verdadero valor y ves más allá de la simple formación; alcanza la transformación con el método adecuado.

Es por ello que desde REKAPP estamos firmemente convencidos en que debes trabajar los 3 recursos que te permitirán lograrlo.

¿Quieres conocer …?

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *