Conoce las 6 Técnicas que te harán Comunicarte Mejor y Reducirán tu Estrés. Parte IV

“El Banco de Niebla”

Dentro de nuestra serie de Técnicas de Asertividad, en este post vas a conocer la Técnica del Banco de Niebla o claudicación simulada o el no parcial y, por supuesto, es aplicable a tu vida personal y laboral. Saber “decir no” muchas veces se convierte en un arte.

Normalmente, una persona satisfecha con su trabajo, es una persona que ha aprendido a decir aquello que no le gusta y se esfuerza en aportar soluciones.

Esta técnica tiene como punto de partida el reconocimiento de que en toda crítica hay una parte de verdad, aunque simplemente sea porque otro piensa así. Con esta técnica aprenderás a dar la razón ante una discusión, pero sin perder tu integridad y tu propio punto de vista.

Si aprendes a controlar la tensión o la agresividad y, a manejar las críticas en una reunión, sin duda, ésto te ayudará a tener un buen ambiente laboral.

En definitiva, se trata de crear una distracción ante los presentes mediante una serie de frases estratégicas que reconozcan argumentos y quejas de la otra persona para que no sea considerada como un ataque directo, tratando de promover la serenidad y evitando la provocación, pero sin ceder en la postura inicial.

En este sentido, puedes utilizar frases como “probablemente tengas razón” o “normalmente yo también pienso lo mismo”.

La técnica consiste en no negar ninguna crítica y reconocer serenamente ante nuestros críticos la posibilidad de que haya parte de verdad en lo que dicen sin sentirnos mal por ello ni dejar de ejercer nuestro derecho a ser nuestros propios jueces. Tampoco debemos combatir con otras críticas.

Esta técnica puedes utilizarla de dos maneras:

  1. Reconociendo la verdad (sería como pensar “es verdad”).
  2. Reconociendo la posibilidad (sería como pensar “puede que tengas razón).

Si te preguntas, qué conseguiré o qué beneficios puedo tener, aquí los tienes:

  • Reducir sentimientos de culpa y ansiedad.
  • Reducir la cantidad de críticas.
  • Reducir el conflicto entre tu crítico y tú.

¿Cuándo puedes utilizarla? cuando estés en desacuerdo con la crítica que te hacen:

  • Porque no has cometido ningún error
  • o bien porque la crítica que te hacen se debe a una “diferencia de gustos” (no le gusta mi forma de vestir, o mi forma de hacer las cosas)

Lo que te recomiendo es que no la utilices con personas con las que tengas una relación personal, como familiares, pareja o amigos, porque de alguna manera estás dando a entender al otro que “no me importa lo que me dices”.

¡Ponte a practicarla siempre que tengas ocasión y, comprobarás como mejora tu comunicación y relación con los demás!

 

En nuestro Post de la semana próxima hablaremos de una de las ***********************************

 No te lo pierdas


Si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter Semanal – Pídoras para tu Mejora Personal y Profesional según el Método MTR


Recibirás todos los Miércoles a las 20:00 h CET un email con nuestras exclusivas Píldoras REKAPP


Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leido y acepto las condiciones de uso