“Sonrisas y Lágrimas” en tu ambiente laboral

Las empresas de hoy en día saben que tener ambientes laborales en donde sus empleados se sientan cómodos y contentos es determinante en la calidad y cantidad del trabajo en sí mismo.
¿Por qué? Pues porque gracias al estado de alegría y motivación se ha contrastado que se logran resultados más óptimos. Suena utópico pero es la pura verdad.

Los empleados no somos robots sino seres con sentimientos, emociones, deseos, fortalezas y defectos. Por ello nuestros procesos anímicos intervienen directamente en nuestro desempeño laboral.

En ello los jefes o líderes de equipos tienen un papel fundamental ya que deben ser quienes promuevan no solo que el grupo se mantenga unido y en sana convivencia, sino que además lo hagan en un estado positivo y alegre. Menuda tarea. Y para esa tarea, los directivos no siempre están ni entrenados ni preparados.

Para ello los directivos pueden coordinar diferentes actividades y dinámicas que busquen la satisfacción de sus empleados. A la larga, este tipo de detalles marcan la diferencia, pues permitirán que los empleados se sientan apreciados desarrollando su compromiso con la organización.

Desde el punto de vista del trabajador, la alegría continua siendo un valor esencial en nuestro día a día.

Y si no pregúntate: ¿Alguna vez has trabajado enojado, triste o estresado? ¿Qué tal fue la experiencia?

Pues seguramente, si cumpliste con la tarea que te habían asignado, al final del día solo querías salir corriendo de la oficina y no volver más.

Estas son el tipo de cosas que se deben evitar. Por ello la empresa debe de ser capaz de promover iniciativas que generen realizar el trabajo con una sonrisa y buena actitud. A través de estos el sentido de pertenencia que poseen los empleados hacia su empresa crecerá y este será un factor invaluable a futuro.

Actualmente son muchos los estudios y experimentos sociales que se hacen en torno a la alegría y el trabajo de oficina, pues ya se ha comprobado que una depende de la otra para mejorar sus procesos.

¿Crees que vale la pena formarte para desarrollar esta habilidad bien como directivo o bien como trabajador?

PORQUE RECUERDA: “Sólo cuando tú Creces, tus Resultados Crecen

Y es que de nada sirve toda tu formación si no eres capaz de poner en práctica todo lo que eres capaz de hacer. De modo que, saca a relucir tu verdadero valor y ves más allá de la simple formación; alcanza la transformación con el método adecuado.

Es por ello que desde REKAPP estamos firmemente convencidos en que debes trabajar los 3 recursos que te permitirán lograrlo.

¿Quieres conocer …?

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *