Formación REKAPP

[CURSO PRESENTOLOGIA] – Cómo contar una historia que enganche (parte II)

«Cuéntame que te escucho… ¡y es que no puedo parar de escucharle!» (Parte II)

(además de «arte», lo que tienen es esta estructura para contar su historia)

Como apuntábamos anteriormente las historias son de gran importancia en la oratoria, saber contarlas te da una ventaja y permite que puedas llegar a tu audiencia de una forma más eficaz. Hoy te traigo una de las estructuras más usadas por escritores, oradores y guionistas para contar sus historias; nos referimos al viaje del héroe.

La estructura narrativa que plantea el viaje del héroe o monomito, como también es conocida, es muy efectiva cuando nos planteamos historias épicas, de ficción o fantasía. Aunque gracias a lo simple que resulta, puede ser utilizada en cualquier tipo de historias.

La estructura planteada consta de 12 etapas que requieren ser cubiertas en la historia para lograr el impacto deseado, que es mucho, cuando se sabe contar la historia hoy te quiero dejar 6 etapas cruciales de esas 12 que debes conocer.

  1. El mundo ordinario: Se presenta el estado de las cosas antes de que se plantee el conflicto que lo va a cambiar todo. Has de presentar al protagonista en su día a día.
  2. La llamada a la aventura: En esta parte de la historia se produce el elemento disruptor, el suceso que pone todo patas arriba.
  3. Rechazo a la llamada: el protagonista se resiste al llamado por las dificultades que el mismo representa. Hay que destacar los peligros de la aventura por iniciar.
  4. Encuentro con el Maestro: El protagonista conoce a alguien que actúa como catalizador de la historia, que convence al héroe de aceptar la llamada de la aventura, de ese conflicto que se le ha planteado.
  5. Cruce del Primer Umbral: el protagonista tiene que hacer frente al primer obstáculo que el mundo extraordinario le plantea. El hecho de luchar contra ese primer obstáculo, que lo más seguro no supere, le hace estar ya, de lleno en la aventura.
  6. Pruebas, Aliados y Enemigos: El protagonista se tendrá que enfrentar a diferentes pruebas y obstáculos a lo largo del desarrollo. Puede que alguno de esos obstáculos sean otros personajes, los enemigos. Pero, para superarlos, contará también con la ayuda de aliados, amigos. Estamos aquí a mitad de la historia, y debemos manejar bien el ritmo para que no se haga demasiado larga y pesada a la audiencia.

Estamos a mitad de la estructura, y no creas que, porque es un poco larga, no la puedes usar en historias cortas, ya que es muy adaptable. Seguimos:

    1. Acercamiento: cada uno de esos obstáculos, generalmente in crescendo, algunos los supera y otros no, le van preparando para el reto decisivo. Se tendrá que enfrentar a él. Cada vez que avanza o fracasa, el protagonista va aprendiendo y va evolucionando. Va conociendo mejor a sus enemigos o a sí mismo. Todo esto le ayudará en el momento decisivo.
    2. Prueba suprema o el calvario: es la hora del clímax, cuando el protagonista se enfrenta al mayor reto de todos, para el que, a lo mejor sin saberlo, se ha estado preparando durante todo el viaje. Es cuando echa mano de todo lo que ha aprendido, de todos los recursos, y se lo juega al todo o nada. Es casi como si de nuevo cruzase el umbral. Cristopher Volger lo define así en el Viaje del Escritor “Aquel punto de una historia o drama en el que las fuerzas opuestas y hostiles se encuentra en su momento de máxima tensión”
    3. Recompensa: después del reto decisivo, el protagonista es recompensado, haya superado o no haya superado el reto decisivo. Dicha recompensa puede ser inmaterial como haber ganado un amigo, sentirse más fuerte o tener una nueva habilidad. Hay que dejar claro cuál ha sido esa recompensa a nuestra audiencia.
    4. El camino de vuelta: después de la prueba suprema y la recompensa, el héroe inicia el camino de regreso, pero queda un último problema. El protagonista se enfrenta a una pelea para no perder aquello que ha ganado.
    5. La resurrección: esta última lucha para mantener la recompensa es otra vez una lucha a vida o muerte (puede ser en sentido figurado). Aquí es cuando “muere” el viejo yo del protagonista, el que era antes de empezar la historia, el personaje se desprende totalmente de él. Sale de esta última prueba purificado y preparado para emprender el viaje de regreso.
    6. El regreso: el protagonista atraviesa de nuevo la puerta que lo lleva al mundo ordinario. Pero, claro, ahora tiene su recompensa y, además, la experiencia. Ya no es el mismo. Conoce aspectos de sí mismo que ignoraba, posee nuevas amistades, se siente más seguro y fuerte. Es decir, no es el mismo mundo ordinario que al principio.

Lo que tratamos con esta estructura es crear una historia bien contada, entretenida y que deje un mensaje fuerte en nuestro público.... Sigue conociendo más en el vídeo completo

¿Te gustaría ver éste y todos los Capítulos de este curso en nuestro Canal de YouTube?

Accede aquí a nuestro Canal con todos los contenidos

¿Quieres conocer más?

entra a mi canal y disfruta de todo el contenido gratuito

👉 https://bit.ly/30bY3HD 

PORQUE RECUERDA: «Sólo cuando tú Creces, tus Resultados Crecen«

— o O o —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *