Conoce los 4 Motivadores de la productividad y la ciencia que hay detrás de ellos (Parte II: Los Motivadores)

“Motivadores y Productividad”

Continuando con nuestro último post, hoy te resumiré 4 Motivadores de la Productividad y sus diferentes impulsos.

Motivador de la Creatividad:

La creatividad es una combinación de varios procesos neuroquímicos, cuando tu productividad se produce a través de la expresión creativa, pueden ocurrir una de estas dos cosas:

  1. Que estés en lo que coloquialmente se conoce como “en la zona“, es el término que se usa para describir el flujo creativo que tenemos sin inhibiciones cuando parece que ni siquiera estás pensando en lo que estás haciendo. Seguro que habrás oído alguna vez a los artistas comentar que las ideas fluyen a través de ellos hacia la página, el lienzo, el instrumento, etc.
  2. Que estés “esculpiendo metódicamente“, ya que estar en la “zona” es intermitente, y no debes depender de ella. Tienes que crear, estés o no en la zona.

Pero, ¿cómo llegamos a esos espacios cerebrales? La ciencia ha confirmado que existen diferentes niveles de actividad en función de si respondemos a estímulos positivos o negativos.

Un estudio científico publicó el resultado de un experimento que se realizó con intérpretes de jazz. Les hicieron mirar fotografías de una mujer con una expresión positiva, negativa. Luego se les pidió que intentaran replicar el estado de ánimo de la foto con melodías improvisadas. El resultado fue que aquellos que respondieron a estímulos negativos experimentaron más actividad en las regiones del cerebro visceral, siendo más conscientes de sus propios sentimientos y más analíticos. En resumen, fueron más metódicos en su creatividad.

Por el contrario, los que respondieron a estímulos positivos, experimentaron menos conciencia visceral. Tuvieron un flujo creativo desinhibido en su proceso creativo.

Motivador Financiero:

Pero no olvidemos que, sin duda, también nos motiva hacia la productividad una recompensa financiera. En este caso nos encontramos ante un motivador extrínseco.

El dinero, nos puede motivar hacia la productividad, pero este motivador funciona mejor si lo combinamos con motivadores intrínsecos como la autonomía, la competencia y la sensación de estar conectado con los demás.

Motivador del Aprendizaje:

La curiosidad y el deseo de aprender son motivadores puramente intrínsecos. Buscamos el conocimiento por el placer del conocimiento.

Lo científicos dicen que este motivador aparece cuando encontramos nuevos tipos de estímulos “que presentan desafíos óptimos”.

La dopamina aquí también juega un papel clave, y se manifiesta en dos modos de actividad: tónica y fásica. Si la dopamina está en modo tónico, las neuronas se disparan a un ritmo constante, por ejemplo cuando estamos caminando, oliendo cosas, mirando cosas, escuchando cosas. En el modo fásico, las neuronas experimentan breves ráfagas de actividad o inactividad en respuesta a estímulos específicos.

Motivador del Miedo o temor:

El miedo a ser reprendido, miedo a ser humillado, miedo a no conseguir otro proyecto…también actúa como motivador a hacer lo necesario para minimizar la probabilidad de que ocurra algo que no nos gusta. El motivador del miedo normalmente quiere evitar una amenaza o un castigo.

Pero ¡ojo! sólo porque estés siendo productivo en este momento de miedo no significa que estés produciendo algo de calidad. Ten en cuenta que cuando el miedo se activa, la mayoría de los recursos del cerebro se centran en la función de supervivencia. No estás pensando lógicamente. No estás siendo analítico.

El miedo tampoco es un motivador a largo plazo. El miedo puede ser un motivador para que trabajes más duro o más, pero cuando es el motivador dominante, la motivación intrínseca no existe. Además, no hay espacio para la creatividad o la curiosidad y el aprendizaje.

Como hemos visto cada uno de estos motivadores puede impulsarte hacia la productividad de maneras diferentes. Y, por supuesto, estos motivadores no siempre funcionan solos, suelen estar vinculados a creatividad, curiosidad por aprender más sobre algo, e incluso al temor de fallar. Pero si reconoces por qué estás motivado, podrás identificar cómo trabajar mejor y qué tipo de motivación produce tus mejores resultados.

En nuestro Post de la semana próxima te compartiremos la Segunda parte del post con las 6 Técnicas que harán que te Comuniques Mejor (y de paso Reducirán tu Estrés). Todo ello dentro de lo que debes saber sobre La Ciencia de las Presentaciones

 No te lo pierdas


Si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter Semanal – Pídoras para tu Mejora Personal y Profesional según el Método MTR


Recibirás todos los Miércoles a las 20:00 h CET un email con nuestras exclusivas Píldoras REKAPP


Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leido y acepto las condiciones de uso