CRONOTIPO: ¿Conoces cuál es tu Reloj Interno? (Parte 1)

Identifica tu Cronotipo para Impulsar tu Productividad

¿Has escuchado u oído hablar alguna vez sobre el Cronotipo?

Por si acaso, te sacaré de dudas. El Cronotipo es la predisposición natural que cada persona tenemos de experimentar picos de energía o momentos de descanso según la hora del día. En un lenguaje científico, se identifica con las variaciones de los ritmos cardíacos -ciclo fisiológico de 24 horas que se produce en los organismos vivos- endógenos, para entendernos diríamos que es nuestro Reloj Interno.

Existen dos Tipos de Cronotipos:

  • Los llamad@s Búhos o personas de la noche
  • Los llamad@s Alondras o personas matutinas

¿Con cuál te identificas tú? La mayoría de las personas nos situamos en un punto intermedio entre ambos tipos, lo que se conoce como las Terceras Aves.

Pero lo que igual no sabías es que cada uno tenemos un Cronotipo distinto

Así que quiero adelantarte que conocerlo puede ayudarte a enfrentarte mejor a las tareas de cada día. Porque es tu Reloj Interno, tu eloj Productivo, el que rige tu enfoque, tu creatividad y tu estado del ánimo a lo largo del día.

Resulta muy interesante que identifiques tu Cronotipo para saber cuándo deberías estar trabajando en cada cosa que deseas lograr. Una vez lo conozcas y lo utilices en el desarrollo de tus tareas diarias, tu productividad conseguirá el impulso que necesita. Si conoces cuándo tus funciones cognitivas están al máximo, puedes planificarte los horarios de trabajo y descanso de forma que te resulte más conveniente.

Como te decía tu Cronotipo personal afecta la hora del día en la que está más concentrado, eres más creativo, tienes más probabilidades de cometer un error, lo más probable es que estés de buen humor o de mal humor, y mucho más.

En el Libro de Daniel H. Pink, ¿Cuándo? La ciencia de encontrar el momento preciso, éste habla de Los secretos científicos de la sincronización perfecta. Según Pink todas las personas con indiferencia de su edad, género y raza, y en todas las ubicaciones geográficas y zonas horarias, experimentan tres fases de productividad en el transcurso de cada día:

  • Pico: momento álgido, entre las 11:00 hasta las 14:00
  • Valle: momento de bajón, entre las 14:00 hasta las 17:00
  • Rebote: momento de subida a partir de las 17:00

Entre el almuerzo-comida y las 17:00 horas está el valle, el punto más bajo del día, además también del momento justo después de despertarte.

Si te notas con menos energía y con menor concentración casi todos los días después del almuerzo, es normal.

Pero, ¿qué significa esto para tu productividad? ¿Debes renunciar a realizar el trabajo durante esas tres horas y resignarte a realizar todas las tareas durante la mañana?

Pues no necesariamente, como te iré explicando en los próximos posts de esta serie. No te los pierdas

En nuestro Post de la semana próxima sobre Presentología te hablaremos sobre la Técnica del Trampolín. Todo ello dentro de lo que debes saber sobre La Ciencia de las Presentaciones

 No te lo pierdas


Si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter Semanal – Pídoras para tu Mejora Personal y Profesional según el Método MTR


Recibirás todos los Miércoles a las 20:00 h CET un email con nuestras exclusivas Píldoras REKAPP


Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leido y acepto las condiciones de uso