Formación REKAPP

Guía para crear tu estilo personal de presentación y dejar huella

Contenido

 

La base de una presentación que deje huella en tu audiencia, depende de otras cosas más que un tema interesante…😍

Realmente, lo que hace una diferencia eres tú como presentador.

Por lo tanto, para mejorar tu presentación puedes examinar y realizar algunos cambios en aspectos como:

  • La conciencia de ti mismo ante tus valores, percepciones, fortalezas y debilidades de presentación. 
  • Desarrollar técnicas y estrategias para hablar de una manera eficaz y atractiva.

De esta manera podrás alcanzar tu máximo potencial como presentador. 

Por otra parte, elementos como tu voz, la forma en que la usas y las señales no verbales como gestos, expresiones faciales y postura, son poderosas HERRAMIENTAS para hacer tu presentación inolvidable.

En este artículo te daré una pequeña guía con los elementos que considero esenciales para que puedas crear tu propio estilo de presentación y logres dejar huella en la mente y el corazón de tu audiencia.

 

Factores que afectan un discurso o presentación

¿Qué hace que una presentación o discurso sea exitosa?

Al considerarlo vale la pena que recuerdes algún discurso o presentación que presenciaste y que te haya dejado alguna impresión duradera… ¿Qué recuerdas al respecto? ¿Cómo te hizo sentir? ¿Aprendiste algo? ¿Cómo reaccionaron las otras personas que estaban a tu alrededor?

Es importante que tengas presente que un discurso o presentación exitosa depende de varios FACTORES.

Se pueden resumir en tres factores principales: el entorno, el presentador y la audiencia.

El entorno

Los discursos y presentaciones suelen tener lugar en entornos controlados, por lo que a menudo no se presta atención a posibles desperfectos. 

Son muchos los eventos que pueden frustrar el éxito de una presentación, desde un desastre natural hasta una falla tecnológica. El ENTORNO puede afectar tanto al orador como a la audiencia.

¿Qué te hace un orador exitoso?

  • Tu voz: ¿Es fácil entender lo que expresas?
  • Lenguaje corporal: ¿Tu cuerpo expresa lo que estás diciendo con tu voz? ¿Tienes auto-confianza?
  • Estructura coherente: ¿Tiene sentido lo que estás presentando? ¿Eres congruente durante tu presentación?
  • Actitud: ¿Le estás transmitiendo a tu audiencia energía positiva?
  • Trayectoria: ¿Eres un experto? ¿Tienes algún tipo de credenciales que confirmen que lo eres?

Para ser un orador exitoso puedes inspirarte en discursos de otros oradores. Sin embargo, ten mucho cuidado de confundir inspiración con copia. 

Si te copias de uno o más presentadores tu AUTENTICIDAD y estilo se verán comprometidos.

La audiencia

Estar frente a la audiencia puede generar una gran ansiedad en una presentación o discurso. Algunas personas se sienten más cómodas con audiencias pequeñas, otras en cambio operan mejor con audiencias de mayor tamaño. 

Las personas suelen pensar en audiencias hostiles, pero la realidad es que la audiencia puede ser moldeada por tí. Con las técnicas correctas, puedes planificar cada reacción y nivel de atención de la AUDIENCIA.

Por otra parte, lo que transmites a tu audiencia afecta la impresión que obtienen de tu presentación o discurso. 

Por esa razón, es importante que desarrolles suficiente conciencia de ti mismo para que puedas crear una presentación inolvidable y auténtica. 

Conciencia de ti mismo

Un buen presentador generalmente tiene una muy buena idea no solo de la audiencia y el entorno, sino también de sí mismo, su motivación, valores, percepción y otros elementos.

Tomarte un tiempo para conocer más sobre ti mismo y lo que te motiva es muy útil en la etapa previa de planificación de tu presentación.

Hacer un AUTOANÁLISIS como presentador es tan importante como hacer un análisis de la audiencia o examinar el entorno. 

Para volverte más consciente de ti mismo, es importante reflexionar primero sobre algunos conceptos como el autoconcepto, la autorreflexión, el monólogo interno y las dimensiones del yo.

Autoconcepto: Cómo te sientes contigo mismo involucra aspectos de imagen y estima. Además, influye en cómo te comunicas con los demás.

Autorreflexión: La autorreflexión es un rasgo que te permite adaptarte y cambiar al contexto o entorno, aceptar o rechazar mensajes, examinar tu concepto de ti mismo y mejorar.

Monólogo interno: Es tu diálogo interno mental. Puede ser una herramienta útil, ya que te permite distinguir si lo que te estás diciendo a ti mismo es constructivo o falso.

Tus valores y percepciones: Tus VALORES se definen como “los principios o estándares de comportamiento; el juicio de uno sobre lo que es importante en la vida”.

Por otra parte, la percepción es la forma en que consideras, comprendes o interpretas algo.

¿Conoces tus fortalezas y debilidades como presentador?

Para un presentador, conocer sus fortalezas y debilidades es muy importante. Esto se debe a que, el autoconocimiento te permitirá:

  • Trabajar sobre tus debilidades hasta superarlas.
  • Reforzar tus fortalezas.

Al tener consciencia de ambos aspectos, podrás crear una presentación basada en tu estilo, que resalte tus FORTALEZAS y no muestre tus debilidades.

 

Elementos de comunicación verbal

A continuación, te hablaré de cuáles son los elementos más importantes de la comunicación verbal en una presentación auténtica y memorable:

Tono y Volumen

¿Posees una voz grave o aguda? 

No importa cual de las dos sea, siempre y cuando sepas cómo UTILIZARLA.

Si realizas inflexiones en el tono de tu voz durante la presentación, entonces harás que la misma resulte más interesante y enfática para tu audiencia.

Por otra parte, el volumen de tu voz durante una presentación debe ser acorde al espacio y la cantidad de personas en tu audiencia (especialmente si no cuentas con micrófono).

Pronunciación 

Procura conocer la pronunciación adecuada de las palabras que elijas.  

Realiza ejercicios de modulación, practica tu presentación y comprueba que estás PRONUNCIANDO las palabras de una manera clara y comprensible.

Velocidad

¿Eres un orador rápido o lento?

El ritmo al que hables INFLUIRÁ en lo bien que la audiencia puede entenderte. 

Tu velocidad de conversación debe ser apropiada para tu tema. 

Ten en cuenta que un ritmo rápido y animado comunica entusiasmo, urgencia o humor. Un ritmo más lento y moderado transmite respeto y seriedad.

Señales no verbales

No solo transmites un mensaje cuando hablas. En una presentación, todo tu cuerpo  puede COMUNICARSE con la audiencia de una forma bastante efectiva. A continuación, te explicaré cuáles son las señales no verbales que debes tomar en cuenta para crear una presentación inolvidable y auténtica:

Gestos Un gesto es “el movimiento de una parte del cuerpo (especialmente manos y cabeza), para EXPRESAR una idea o significado”. 

Utiliza los gestos para canalizar el nerviosismo y hacer énfasis en los puntos importantes de la presentación. Sin embargo, procura no usarlos en exceso, ya que pueden distraer a tu audiencia del mensaje que estás transmitiendo.

Expresión facial

La expresión facial es tan inconsciente que no siempre tienes el control sobre ella. 

ENSAYA tus expresiones frente a un espejo para que puedas desarrollar un mejor control sobre tus expresiones. Durante este ejercicio, probablemente descubras que tu rostro expresa algo diferente sobre tu tema de presentación de lo que dicen tus palabras.

Por otra parte, la expresión facial más importante que puedes usar es el contacto visual. Esto se debe a que, al ser un gesto culturalmente sensible, puede ayudarte a generar la confianza de tu audiencia. 

Postura

Es fácil modificar tu postura cuando has estado hablando por un tiempo, pero trata de mantenerte consciente de esto y párate derecho. Esto le dará a tu audiencia la percepción de que tienes AUTORIDAD y dominio sobre el tema que presentas. 

Silencio

El silencio es una técnica poderosa que a menudo se pasa por alto. 

Las pausas son útiles para dar énfasis y lograr un efecto dramático cuando estás hablando. A veces tu audiencia necesita un momento para PROCESAR la información que le transmites en la presentación.

Movimiento

Puedes utilizar los movimientos de tu cuerpo para comunicarte positivamente con la audiencia. 

Caminar de un extremo al otro de la sala y de una forma decidida que respalde el contenido de lo que estás presentando, es una forma sencilla de mantener la atención de tu audiencia.

Quedarte quieto sin moverte cuando estás escuchando o respondiendo una pregunta puede mostrar interés. Sin embargo, quedarte quieto sin ningún movimiento durante la presentación puede dejar a tu audiencia aburrida. 

El EQUILIBRIO es clave, así que usa tu cuerpo como una extensión del contenido de tu presentación que se adapta al entorno y audiencia.

Crea tu propio estilo de presentación

Enfócate en mejorar tu forma de expresar el mensaje, tanto verbal como corporalmente.

Recuerda que ser consciente de tus habilidades y fortalezas te permitirá mejorar tu presentación y adaptarla a tu propio estilo.

Por otra parte, ten en cuenta que una presentación original hará que tu audiencia te perciba como un ser auténtico y creativo. En consecuencia, dejarás una HUELLA imborrable en todas aquellas personas que escuchen tu presentación.

Mi experiencia como presentador me ha hecho consciente que lograr un estilo propio y ser inolvidable en una presentación es una tarea que requiere de práctica y una alta capacidad de autoevaluación. 

Así que, espero que le hayas sacado el máximo provecho a esta guía y comiences a trabajar en tus presentaciones.

Por otra parte, si deseas profundizar más acerca de este tema o te surge alguna duda luego de leer este artículo, no dudes en contactarme:

Si deseas saber más

💌Contáctame AQUI

 

Y si deseas más contenido interesante: Accede aquí a nuestro Canal con todos los contenidos

¿Quieres conocer más?

entra a mi canal y disfruta de todo el contenido gratuito

👉 https://bit.ly/30bY3HD 

PORQUE RECUERDA: «Sólo cuando tú Creces, tus Resultados Crecen«

— o O o —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *